Altea, un rincón del Mediterráneo

HomeUn blog con rolloModaAltea, un rincón del Mediterráneo

Altea, un rincón del Mediterráneo

La sensación que produce despertarse cada mañana, abrir la ventana y dejar que la brisa del Mediterráneo inunde la habitación es algo difícil de explicar. El aroma a mar y a arena mojada… el sonido de las olas de fondo y graznar de las gaviotas…

Altea ha sido el escondite perfecto para pintores, artistas y poetas como Rafael Alberti. Sus calas semi salvajes son un paraje de oro donde la mente se expande y se deja llevar por sus emociones. Poco a poco notamos cómo nuestro interior rompe las cadenas que le atan al reloj y a los horarios y se  sumerge en un mar de sensaciones y de tranquilidad.

Nuestras playas se encuentran entre las mejor valoradas de toda la costa alicantina. Cerca de ellas, se encuentra la majestuosa Sierra de Bernia. Al norte, el Cañón del Mascarat parte la tierra en dos separando Aleta de Calpe. Y justo al final de este desfiladero, el Morro de Toix nos ofrece una panorámica espectacular del Mediterráneo en todo su esplendor.

A ambos lados de sus callejuelas empedradas, las casas bajas adornan sus ventanas con flores de todos los colores que te puedas imaginar. Cada esquina es una sorpresa nueva. Un lugar diferente. Un sentimiento nuevo que disfrutar.

A medida que recorres sus calles, no sólo descubres una parte nueva de Altea, sino que poco a poco se va despertando en ti una sensación única. De repente, al doblar una esquina, te encuentras que un poco más abajo hay un grupo de amigos charlando de una de las terrazas cuadradas con el mar de fondo. Sus gorros de paja y sus camisetas de rayas bailan al son de la conversación.

Cuando la noche alcanza Altea y el mar está en calma, es como si el tiempo se detuviera. Los farolillos se encienden y las calles toman ese color anaranjado que se refleja en las oscuras aguas del Mediterráneo. Los barcos regresan a puerto y las calles guardan silencio. ¿Conoces esa sensación de que necesitas algo pero no sabes qué exactamente? Un paseo por Altea a estas horas de la noche es lo que estabas buscando.

Este pequeño rincón a orillas del Mediterráneo es un lugar donde la creatividad y la cercanía se funden. Aquí es donde White&Wood empezó a tomar forma. Quería un espacio natural y lleno de luz, donde pudieras sentir la cercanía de un lugar en el que te sientas como en casa. Aquí se respira la tranquilidad de las cosas bien hechas, de las realizadas a mano y con cariño.

Compártelo con tus amigos
Mimoki
Charuka
Mala baba
Magnolia
White & Wood
White&Wood es un rincón en el que la calidez y la naturalidad se mezclan con los tejidos de mayor calidad. Ven, descúbrelo y déjate llevar.

FacebookInstagramPinterestTwitter